Cómo hacer un Roscón de Reyes casero y no morir en el intento

No sé a vosotros, pero en Comprea las Navidades se nos han pasado volando y estamos muy tristes de que mañana sea el último día festivo, el día de Reyes. Con este día, además de los regalos, también llega una comilona más y el postre de las Navidades tradicional por excelencia aquí en España, el Roscón de Reyes.

Con Comprea tienes dos opciones, la primera es que uno de nuestros Shopper se encargue de llevártelo a casa a la hora que tú quieras. La segunda, y a la que queremos animarte desde aquí, es que te encargues de cocinarlo tú mismo.

Somos conscientes de que el Roscón de Reyes es de las recetas más costosas de hacer pero no temas, a continuación te explicamos una receta muy fácil de hacer con la que dejarás a tu familia ¡boquiabierta!

INGREDIENTES

  • 500 gr de harina de fuerza
  • 200 ml de leche tibia
  • 30 gr de levadura fresca
  • 100 gr de azúcar
  • 120 gr de mantequilla o margarina derretida
  • 1 huevos y 1 yema
  • 10 gr de sal
  • 2 cucharadas y media de agua de azahar
  • Piel rallada de 1 limón y 1 naranja

Para decorar:

  • Frutas escarchadas
  • Azúcar
  • Un huevo batido
  • Una naranja
  • El haba y el rey

PREPARACIÓN

Primer mezclamos un poco de leche con 2 ó 3 cucharadas de harina de fuerza. Después añadimos la levadura fresca y lo removemos todo. Lo tapamos y lo dejamos fermentar durante unos 15 ó 20 minutos en un lugar cálido.

Una vez la masa haya fermentado, la ponemos en un bol grande y añadimos el resto de ingredientes: el resto de la harina, el azúcar, la ralladura del limón y la naranja, la sal, la leche, el huevo, el agua de azahar y por último la mantequilla derretida. Removemos hasta que nos quede una masa homogénea.

mezclar

A continuación en una superficie lisa enharinada, amasamos durante unos minutos y le damos forma de bola a nuestra masa. Cuando la tengamos, lo guardamos en un recipiente hermético con un paño húmedo durante un par de horas en un lugar cálido.

amasar

Después de este par de horas, la masa habrá crecido el doble aproximadamente. De nuevo vamos a amasarla en una superficie enharinada, esta vez dándole forma de roscón. Ten en cuenta que el agujero se hará más pequeño al hornearlo así que asegúrate de hacerlo lo suficientemente grande. Cuando estemos contentos con la forma, lo dejaremos reposar durante 1 hora bien cubierto y en un lugar caliente, una buena idea es en un horno apagado que hubiera estado encendido a unos 50º.

Cuando lo saquemos, sólo quedará pintar nuestro roscón con el huevo y decorarlo a nuestro gusto con la fruta escarchada y el azúcar.

roscon

Una vez esté decorado, lo metemos en el horno previamente calentado a 180º durante aproximadamente 20 minutos. Cuando esté listo lo sacamos y lo cortamos por la mitad para rellenarlo de nata (o lo que prefieras), este será el momento de esconder el haba y el rey.

Un comentario sobre “Cómo hacer un Roscón de Reyes casero y no morir en el intento”

Deja un comentario